fbpx
Auge en el modelo cooperativista

Auge en el modelo cooperativista

En España, el sector inmobiliario siempre ha sido uno de los grandes motores económicos. Pero si lo miramos con perspectiva, ante un mercado inmobiliario que cambia entre hipotecas, alquileres o ventas de inmuebles, el modelo a tener en cuenta y que está obteniendo la validez de los distintos públicos es el de la cooperativa de viviendas. De este modo, el nuevo propietario o propietaria de la casa debe saber las ventajas o inconvenientes que tiene a la hora de acceder a la compra de un inmueble integrado dentro de una cooperativa de viviendas.

Ventajas

  • El precio final de la vivienda suele ser un 20-30% inferior al de mercado.
  • Los gastos relacionados con la compra también son menores que en el caso de una compra convencional.
  • Posibilidad de dar marcha atrás. Si las cosas van mal y el cooperativista decide dar marcha atrás y no comprar la casa, puede darse de baja de la cooperativa y recuperar el dinero aportado. No obstante, si la baja no tiene justificación, podría llegar a perder un 5% de su aportación (esto ocurre de manera general, y se recoge en los estatutos).
  • El proceso de gestión y construcción de la vivienda y la posterior compraventa son cien por cien transparentes en todo momento, ya que el adquirente participa activamente en las decisiones acudiendo a las asambleas generales de la cooperativa.

Inconvenientes

  • El precio final de la vivienda no suele estar cerrado.
  • Para formar parte de la cooperativa hay que hacer un desembolso inicial importante
Si quieres conocer más sobre cooperativas no dudes en clicar en los siguientes enlaces de:

 

Compare